Buscar
  • eyogaconeli

Mis clases de yoga

Son esas partes del trabajo que no se ven, pero igual de necesario como hacer una buena clase de yoga es invertir tiempo en prepararla. Cómo y porqué la preparas es para mí una manera de cuidar de mis alumnxs.


Cuando empecé a impartir clases, me centraba mucho en hacerlas dinámicas donde dar cabida a todos los grupos de asanas.

Con el tiempo me di cuenta que lxs alumnxs no sabían distinguir que era una flexión de una torsión o una invertida de una postura de equilibrio. Y además se repetían mucho los grupos, ya que todxs tenemos un grupo de asanas preferido.


Por eso decidí crear unas series de yoga vinyasa diarias todas las semanas. Siempre series diferentes. Algunas se parecen, otras no. Y cada día de la semana explorar unas y/u otras.

De esta manera siento que mis alumnxs van conociendo cuáles son esas posturas que les agrada y cuáles les son más complicadas y por eso no les gusta practicar tanto; aunque probablemente sean las que más necesitan.

Los lunes son los días que hacemos series más dinámicas y energéticas para poner el cuerpo en movimiento. Es ese día donde no estamos tan centradxs en un grupo en concreto sino más bien en todos. Para el resto, cada día hay un grupo diferente: caderas, flexiones, equilibrio, extensiones, invertidas, torsiones y centro.


De esta manera siento que todo se agrupa mucho mejor y no caemos en el error de repetir aquello que más nos agrada.


Son esas partes del trabajo que no se ven, pero tan necesario como hacer una clase es invertir tiempo en prepararla. Cómo y porqué la preparas es para mí una manera de cuidar de mis alumnxs.



Namasté




44 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo